Cerrar
  1. ¿A qué edad debe iniciarse un tratamiento de ortodoncia?

    La edad para iniciar un tratamiento de ortodoncia depende que cada paciente y de su maloclusión.

    La edad ideal para visitar por primera vez al especialista de ortodoncia es entre los 5 y los 6 años.

    Es el momento que erupcionan los primeros dientes definitivos.

    Esta visita, no es para empezar un tratamiento de ortodoncia, sino, simplemente para hacer una revisión, ver si los pacientes muerden bien, o detectar de manera precoz problemas de maloclusión.

    A partir de aquí el especialista de ortodoncia les explicará cual será el momento ideal de empezar el tratamiento, si el paciente lo necesita o no.

  2. ¿Es importante lo que comemos para nuestra salud bucal?

    Sí, es importante tener en cuenta nuestra dieta para ayudar a mantener una buena salud bucal.

    Cuando comemos, los alimentos se pasan por la boca. Dichos alimentos se quedan enganchados en la placa bacteriana (película pegajosa de bacterias). Estas bacterias usan el azúcar y los almidones de los alimentos y producen ácidos. Estos ácidos pueden destruir el esmalte del diente y producir caries.



    Alimentos recomendables: pan, leche, yogures, quesos, frutas, verduras, frutos secos, carnes, aves y pescado.

    Alimentos con alto contenido en azúcares, que pueden provocar caries: chucherías, chocolates, cereales, miel, bollería, zumos no naturales o néctares, batidos azucarados, yogures para beber azucarados, bebidas carbónicas,….



    La clave no es, evitar comer todos estos alimentos con alto contenido en azucares, sino consumirlos con moderación. Hay que tener una dieta equilibrada. Y si comemos entre horas, seleccionar dichos alimentos (frutas, hortalizas crudas, queso, yogures,…). Escoger alimentos con bajo contenido en azúcares, ya que en ese momento del día hay menor producción de saliva, en comparación con la que se produce durante las comidas. La saliva nos ayuda a lavar los dientes y así reducir la concentración de ácidos.



    Cepillarse tres veces al día con una pasta de dientes con flúor. Acompañado de hilo dental u otro limpiador.

  3. ¿Que es una férula de descarga?

    La férula, es un aparato removible, que está hecho está hecho de material acrílico duro. Se ajusta a las superficies oclusales e incisivas de los dientes de una de las arcadas y crea un contacto oclusal preciso con los dientes de la arcada opuesta. Se le denomina comúnmente protector bucal, férula de relajación muscular, férula de Michigan o incluso placa de descarga.

    Las férulas oclusales tienen varios usos, uno de ellos es proporcionar temporalmente una posición de la articulación temporomandibular más estable. También pueden usarse para introducir un estado oclusal óptimo que reorganice la actividad refleja neuromuscular, que reducirá a su vez la actividad muscular anormal y fomenta una función muscular más normal. Las férulas oclusales se emplean también para proteger los dientes y las estructuras de sostén de fuerzas anormales que puedan alterar y/o desgastar los diente.

    La férula de relajación muscular se coloca generalmente en el maxilar superior y proporciona una relación oclusal considerada óptima para el paciente. Cuando está colocada, los cóndilos se encuentran en su posición musculoequeléticamente más estable, al tiempo que los dientes presentan un contacto uniforme y simultáneo.

  4. ¿Para qué sirven los implantes dentales?

    Los implantes dentales son unas fijaciones de titanio que se insertan en los maxilares y que sirven para sujetar ya sea una corona unitaria o bien una restauración de varios dientes.

    Los implantes dentales deben ser introducidos en los maxilares en una posición similar a la que tenían las raíces de los dientes.

    Se trata de una intervención quirúrgica ambulatoria que se puede realizar bajo anestesia local en la misma clínica dental en la mayoría de los casos.

    Una vez colocados los implantes, se debe esperar un cierto tiempo antes de conectar la prótesis, es lo que llamamos periodo de cicatrización. Este periodo varía de 2 a 4 meses, tiempo durante el cual el paciente llevara una prótesis provisional.

    Una vez colocada la prótesis definitiva, el paciente podrá realizar la misma función que realizaba con sus dientes naturales.

    Una vez finalizado el tratamiento, el paciente deberá acudir a visitas de control periódicas donde se verificara el correcto mantenimiento de las prótesis.

  5. ¿Que hacer frente a un flemón dental?

    Un flemón es una infección de origen dental que clínicamente viene representada por una tumefacción intrabucal dolorosa a la palpación.

    El origen de un flemón puede ser una caries extensa que en un principio causaba dolor con los estímulos fríos y /o calientes que pasados unos días dejo de molestar simplemente porque el diente en cuestión perdió la vitalidad pulpar. El resultado de este proceso no es más que una necrosis o muerte pulpar en donde tenemos el interior del diente lleno de bacterias.

    Estas bacterias recorren el interior de las raíces dentales y al llegar a la punta o ápice dental, proliferan en el hueso alveolar circundante. Los síntomas son dolor al masticar, sensación de diente largo y dolor espontaneo mas o menos intenso. Una vez la infección diseminada en el hueso alveolar y debido al proceso inflamatorio, esta pasa a los tejidos blandos intrabucales dando lugar a un flemón.

    El tratamiento de un flemón será la apertura cameral del diente en cuestión y la desinfección local. Con la entrada de oxigeno mediante este acto se realiza un cambio en la flora bacteriana, eliminando las bacterias anaerobias, lo que favorecerá la curación, conjuntamente con adecuado tratamiento farmacológico.

  6. ¿Hay que restaurar los dientes temporales?

    Sí, hay que restaurarlos.

    Los dientes temporales o dientes de leche son muy importantes en el desarrollo del niño. La pérdida de un diente temporal supone para un niño una dificultad en la masticación, pérdida de espacio para los dientes definitivos, problemas en la fonética y en la estética.

    El objetivo principal es mantener los dientes de leche el máximo de tiempo posible, y en buenas condiciones, es decir sin caries.

    Pero si el niño tiene alguna o algunas caries es necesario restaurar los dientes de leche.

    Existen diferentes tipos de tratamientos: obturaciones, tratamientos pulpares, fluorizaciones, coronas metálicas, extracciones y mantenedores de espacios (después de extracciones.)

    El mejor tratamiento es la prevención, y hacer una o dos revisiones al año con el odontopediatra.

  7. ¿Perjudica el tabaco las encías??

    Los estudios sobre el tabaquismo han establecido no solo la relación con enfermedades como respiratorias, cáncer, cardiovasculares sino también con la enfermedad periodontal i problemas de las encías.

    Por diferentes estudios realizados se ha demostrado que el éxito de ciertos tratamientos periodontales ya sea a corto o largo plazo, se ve comprometido en pacientes tratamientos muy complejos no se aconseja la realización de los mismos si el paciente no renuncia al hábito, por el riesgo que ello supone.

    El tabaco provoca una vaso constricción dificultando el aporte sanguíneo, con la consecuente falta de oxigenación y disminución de defensas frente a las invasiones bacterianas. Por todo ello los fumadores presentan un riesgo mas elevado a las periodontitis y un resultado no tan favorable en cuanto a su curación

  8. ¿Porque sangran las encías?

    El sangrado gingival ya sea espontáneo o a causa del cepillado dental es una consecuencia de la inflamación periodontal.

    El reconocimiento de la inflamación gingival es una habilidad básica que se requiere para detectar tejidos periodontales infectados. Cuando los patógenos periodontales colonizan suficientes sitios subgingivales, clínicamente se puede observar una respuesta. Estos sitios infectados se caracterizan por presentar uno o más de los cuatro signos comunes de la inflamación gingival:



    1. Cambio de color

    2. Edema (inflamación)

    3. Sangrado al sondaje

    4. Fluido crevicular gingival o exudado.

    Estudios clásicos como el de Löe en 1965 (Gingivitis experimental in man) nos demuestran que la suspensión de los hábitos de higiene oral provoca una acumulación rápida de grandes depósitos de placa bacteriana, lo que conlleva a una gran inflamación de los tejidos periodontales. Esta inflamación se traduce como gingivitis. El tiempo necesario para desarrollarla varía de un individuo a otro. Muchos sujetos presentaban gingivitis después de 10 días pero la mayoria necesitaba de 15 a 21 días.

    La presencia o ausencia del sangrado al sondaje está asociada al riesgo de progresión de la periodontitis. Por ejemplo, en pacientes ya tratados que están en programa de mantenimiento, la continua ausencia de sangrado al sondaje es un excelente predictor de estabilidad periodontal. Sin embargo, en un solo examen, la presencia de sangrado no está fuertemente relacionada con la progresión de la periodontitis. En cambio, en sitios donde presenta sangrado en cada visita de mantenimiento, si que presenta un mayor riesgo de progresión que en sitios que solo sangra ocasionalmente.

  9. ¿Se pueden blanquear los dientes?

    A lo largo de la vida, los dientes van cambiando de color con el contacto de ciertos alimentos, bebidas (vino, café, té), y tabaco.

    Cuando somos niños tenemos unos dientes más blancos y a medida que vamos creciendo pueden cambiar de color.

    Con la utilización de diferentes técnicas blanqueantes se puede recuperar la claridad de los dientes.

    El sistema más común es la utilización de peróxido de carbamida o peróxido de hidrogeno.

    Esta técnica se aplica en la clínica mediante geles, y activados por diferentes tipos de luz (láser, plasma, luz fría,...). Además de un refuerzo en casa.

    Dicho tratamientos tienen una duración de entre 6 meses y un año, dependiendo de los hábitos de cada uno. Pasado este período es aconsejable hacer recordatorios para mantener el color deseado.

    El blanqueamiento dental está científicamente probado y se pueden utilizar sin ningún problema, siempre que sea bajo control de un profesional.

    En algunos casos se puede notar alguna sensibilidad, que desaparece con el tiempo.

    No es recomendable en mujeres embarazadas ni en niños.

  10. ¿Es importante la ortodoncia en adultos?

    Si es importante, y es posible el tratamiento de ortodoncia en pacientes adultos.

    Cada vez tratamos a más pacientes adultos en nuestra consulta, y para ello disponemos de los aparatos que da un mayor confort y una mayor estética.

    Estos aparatos nos ayudan a mejorar la posición de los dientes, mejorar la estética, poder evitar desgastes adicionales por una mala colocación, evitar problemas de encías o pérdida de hueso.

    Gracias a la ortodoncia, en los adultos podemos recolocar los dientes que tenemos en boca para las futuras restauraciones o para poder colocar implantes en una posición más adecuada.

  11. ¿Que hacer frente a un traumatismo dental?

    Las lesiones dentales se producen frecuentemente a la edad infantil y a jóvenes adultos. En estudios recientes se ha comprobado que el 25% de niños en edad escolar presentaron traumatismo dental (la luxación fue el accidente mas frecuente) i el 33 % de adultos jóvenes lo sufrieron antes de los 19 años en dentición permanente (la fractura coronaria fue la fractura mas frecuente).

    Lo primero que hay que hacer frente a un accidente dental alveolar es lavar la cara con agua y jabón neutro y con suero fisiológico para ver correctamente el alcance de las lesiones.

    Examinar la cara, labios y el interior de la boca para ver posibles lesiones en los tejidos blandos.

    Palpar el esquelético facial buscando signos de fractura y comprobar que la boca encaja correctamente.

    Si se trata de un diente fracturado, hay que recoger el tozo o trocitos ya que a veces se pueden pegar.

    Si el diente traumatizado ha sido expulsado fuera de la boca y si se trata de un diente definitivo hay que coger el diente por la corona ( lavarla en caso de que este sucia no rascar la raíz) y proceder a colocarla dentro del alveolo ( espacio donde estaba el diente) cerrar la boca mordiendo una gasa o pañuelo.

    Si el paciente no permite esta acción hay que conservar el diente en suero fisiológico, leche o dentro de la boca (entre dientes y mejilla) y acudir inmediatamente a un dentista ya que el éxito del tratamiento depende en gran parte del tiempo que haya estado el diente fuera del alveolo.

    Nunca hay que reimplantar diente de leche.

    Después de cualquier actuación efectuada hay que acudir a un dentista para hacer las pruebas complementarias (radiografías, test de vitalidad).

    Hay que hacer controles el primer mes, a los tres, a los seis, a los nueve y un año después del accidente.

  12. ¿Es necesario sacar las muelas del juicio?

    Las muelas del juicio o terceros molares son las muelas que más frecuentemente causan problemas en la boca. Estas muelas erupcionan normalmente entre los 16 y 20 años, sin embargo en algunos pacientes, con maxilares pequeños, dichas muelas no tienen suficiente espacio y esta situación suele causar problemas.

    Si la muela del juicio está bloqueada en los maxilares, decimos que está impactada. Dicha muela, puede estar parcial o completamente impactada y suele causar problemas como dolor, infección, daños a los dientes adyacentes e incluso ser el origen de quistes o tumores.

    Con la extracción de las muelas del juicio eliminaremos todos estos problemas. La intervención de realiza bajo anestesia local y la recuperación para poder realizar la actividad normal suele ser de pocos días, aunque esta dependerá de la severidad del procedimiento y de la edad del paciente.